microinfluencers

¿Cuáles son las ventajas de los microinfluencers?

27 agosto 2018

Un microinfluencer y un influencer tradicional son dos caras de una misma moneda, pero que, a su vez, son bien distintas entre sí. Difieren en cuanto al campo de acción que abarcan, los seguidores que tienen o las marcas a las que representan. Por ello, es conveniente definir quiénes son los microinfluencers y cuáles son sus puntos fuertes.

¿Qué es un microinfluencer?

Como su nombre indica, es una persona que influye a otras, pero no a tantas como a las que podría influir un influencer tradicional. No están dirigidos al mismo público, no realizan el mismo tipo de campaña comercial para las marcas, etc. Suelen ser bloggers conocidos, personas populares en redes sociales o famosos, entre otros.

¿Qué tienen de diferente los dos tipos de influencers?

Principalmente, los seguidores. Mientras que un influencer bien conocido puede llegar a tener cientos de miles de seguidores, los microinfluencers suelen tener desde los 1000 a los 10.000. ¿Y cómo repercute esto en las estrategias de marketing? ¿Por qué el microinfluencer está ganando terreno al influencer tradicional con más seguidores? La respuesta es simple: porque suelen aportar más beneficios.

Beneficios de un microinfluencer

En primer lugar, al no tener una ingente cantidad de seguidores, un microinfluencer podrá hacer promoción de una marca o comercio de forma más directa. Es decir, puede estar mucho más activo en redes sociales, responder mensajes de seguidores y relacionarse con ellos de una forma mucho más cercana.

En segundo lugar, la imagen de cercanía de la que hablábamos antes es una de las cosas más importantes que aporta un microinfluencer. Según diversas encuestas, los influencers más famosos están empezando a dar una imagen de superficialidad. Esto es porque reciben ofertas cada día de miles de productos que deberán patrocinar y, como resultado, muchos usuarios de redes sociales tienen una imagen difusa de la originalidad de la persona que está intentando influir en ellos.

En tercer lugar, son mucho más rentables. Es cierto que no llegan a tantas personas, pero la rentabilidad de media, al final, siempre suele ser muy parecida. Además, los influencers más grandes no pueden asegurar una tasa de conversiones, a la marca que publicitan, tan grande como podría hacerlo alguien con menos seguidores.

Por último, pueden esquivar los sistemas de bloqueos de publicidad. Extensiones como Adblock permiten a usuarios saturados de influencers muy famosos restringir el contenido publicitario, por lo que la marca no conseguirá tantos beneficios como esperaba. Los microinfluencers son una opción muy a tener en cuenta en estos casos, ya que se convierten en una estrategia fundamental para no resultar intrusivos ni agobiantes.

En conclusión

En la actualidad, el microinfluencer está en auge, desbancando a los influencers tradicionales gracias a sus múltiples beneficios para las marcas. En suma, son el vehículo perfecto para hacer promociones de forma cercana, dinámica y sin intrusismo.

Tags: , , , , , , ,

Categorised in: , ,

This post was written by Avanza Comunicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *