La temporalidad en la moda

20 agosto 2013

diseno_modaCada nueva temporada nos enfrentamos a la misma situación en las tiendas de ropa: hace calor y ya está la ropa de invierno, hace frío y ya tenemos la de verano. Un desequilibrio bastante grande entre climatología y mercancía expuesta.

Desde siempre, la moda cuenta con un calendario muy marcado y estricto: a mitad de julio – en plenas rebajas veraniegas – llega a tienda el avance de colección de Otoño – Invierno próximo y, sobre la segunda quincena de enero – de nuevo en el corazón de las rebajas invernales – nos adelantan lo que se llevará en Primavera – Verano siguiente. Es algo extraño y difícil de comprender incluso para los que estamos dentro de la industria y día a día trabajamos con el público que al final compra según el tiempo que hace. ¿Por qué entonces nos adelantan de forma tan precipitada la siguiente estación? Realmente, tras años de experiencia, no he encontrado la respuesta y según mi apreciación, los grandes de la moda tampoco porque la solución últimamente se está desarrollando en “engañar” a los Avances.

Esta nuevo hábito consigue que permanezca la práctica de adelantar las colecciones en climatologías no muy acordes, pero adecuando la prenda al tiempo exterior. Me explico mejor: en estos momentos, mitad de agosto, el 90% de las tiendas ya tienen una buena parte de sus percheros repletos con una bonita estampa del adelanto de colección Otoño – Invierno 2013. Esto es importante desde un punto de vista económico – financiero  puesto que vender a full Price garantiza suplir el margen bruto perdido con la liquidación en descuentos agresivos que habrá sacrificado el margen, pero ya que está comprobado que no se venderá en pleno agosto jerseys de lana y abrigos, el primer avance de Otoño, es más veraniego que años atrás. Así, ahora, veremos “paredes” perfectamente perfiladas con la promoción de Nueva Temporada, que perfectamente podría ser mercancía de verano… con un poco de manga.

De esta forma, las firmas, consiguen respetar calendarios, adecuarse al cliente y sus necesidades inmediatas, y aumentar ventas a Full-Price, mientras liquidan stock y sacan los restos de temporada actual, preparando ya la venidera. Un mix de metodología de trabajo clásica con toques de adaptación a las era actual.

Tags: , ,

Categorised in:

This post was written by Avanza Comunicación

Deja un comentario